¡¡¡Detrás de los Espectaculos!!!

Cada vez se van involucrando más diversas especies en el mundo del espectáculo.

Interactuar con ellos se ha hecho algo común, y con multiplicidad de funciones: entretenimiento, terapias,  deportes. Aun con los menos domesticables. Esto ha hecho que la caza y el cautiverio de mamíferos sea motivo de preocupación para las instituciones organizaciones que se encargan de cuidar y defender al medio ambiente.

Esta situación ha puesto de manifiesto una gran controversia, y se ha abierto una brecha entre el abuso y la explotación, lo que está provocando gran cuestionamiento con respecto al cuidado de los animales.

Es posible que estas situaciones sean las que hagan reaccionar a los animales inesperadamente frente a sus entrenadores. En los espectáculos, con ballenas, focas delfines, leones, elefantes,  toros, caballos, entre otros.  A pesar de que antes de realizar cualquiera de estos eventos existe un entrenamiento riguroso que supone corregir cualquier detalle que implique la vida de los entrenadores o domadores, el riesgo es inevitable. El stress al que son sometidos estos animales es impresionante y sus reacciones son impredecibles.

Quienes trabajan en este tipo de espectáculos están plenamente concientes del peligro que se exponen en esta labor, y los accidentes ocurridos durante  el desarrollo de estos es una muestra de que si existe un peligro amenazador. Un caso reciente fue el ocurrido en el parque temático Sea World, en Florida (EUA) delante de cientos de espectadores.

Pero, con todo lo implica resguardar la vida de quienes trabajan para este negocio, existe una gran verdad. La gente ni imagina el dolor detrás de ese animal, es  pensante que sabe lo que le esta pasando, saben a lo que están sometidos’, lo viven y lo sufren. Afirmado por los propios entrenadores.

Los activistas y los defensores del medio ambiente no son los únicos que protestan por estos duros shows, en donde el abuso y la violencia contra los animales,  no dejan de estar presentes, mucha gente tiene la impresión que si ven animales salvajes, las ballenas o los delfines van a estar saltando en la forma acrobática que lo hacen en un show. Eso no es cierto, de hecho la mayor parte del tiempo en el` caso de los delfines y las ballenas, no están saltando como lo hacen, no es un comportamiento natural.

Por ello Los  protectores de los animales sostienen que lo mejor es que suspender las actividades de este tipo de negocios, pero quienes están involucrados en ello afirman   que hay mucho dinero de por medio, la inversion en estructura, publicidad y material es incalculable,  miles de dólares  juegan  un papel muy importante en este ámbito.

Pero por otro lado los investigadores han concluido que la vida de los animales en cautiverio es de un 70% mas corta que en su habitad natural.  La profundidad del agua es importante así como también la luz y la temperatura. También el espacio para los que están en espacios terrestres.  Por ello su vida simplemente se reduce a stress, esclavitud y muerte.

Una posible solución seria  poner en el tapete la realidad por muy cruel que sea y que sean los espectadores, entrenadores quienes decidan si seguir o no en esto y quedaría a la expectativa de quienes trabajan en esta industria si el negocio sigue siendo rentable o no.

Mercedes Torres | ANCA24

Anuncios

Acerca de ANCA24LatAm

Noticias ambientales, ecológicas y conservacionistas desde las Américas
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s