Las consecuencias de la contaminación por el derrame de petróleo en el río Guarapiche, Monagas, Venezuela

Llegó a mis manos el documento que considero es sin duda, la explicación más completa, coherente y educativa que explica el desastre ambiental por el derrame de petróleo en el río Guarapiche, estado Monagas en Venezuela.

Se trata de ‘Una visión científica al problema del derrame en la cuenca del Guarapiche’ por *Antonio Machado-Allison, donde el autor nos brinda todo el sustento científico de la cuenca del Guarapiche – San Juan, teniendo así la oportunidad de esclarecer y despejar dudas con respecto a la magnitud del desastre.

El trabajo nos enseña las fortalezas de la cuenca, como son su fauna diferente a la del río Orinoco con  mas de 200 especies de peces, cuatro de ellas endémicas (únicas en el mundo); sus bosques ribereños que están constituidos por una alta biodiversidad que sirve de alimento, refugio y protección de una rica fauna silvestre.

Machado-Allison dice sobre el derrame:

Como es de esperarse el petróleo no solamente afectará el Guarapiche y el Río San Juan sino que saldrá al Golfo de Paria y por el efecto de las corrientes se desplazará al norte afectando áreas tan lejanas como las costas de Trinidad.

En esta investigación queda manifiesto que además de la fauna y la flora, también se afectará a venezolanos de la etnia Warao. Estamos seguros que este tipo de desastres se pueden evitar con un mejor seguimiento  y planes efectivos para estas contingencias.

El derrame producido en ríos, a diferencia de tierra firme, se desplaza rápidamente aguas abajo afectando orillas debido a que la película superficial del hidrocarburo es “recostada” por aguas más lentas (producidas en contracorriente) en los bordes del canal del río . Esta película se deposita sobre el suelo, ramas, hojas y raíces de las plantas ribereñas produciendo daños inmediatos y mediatos.

En resumen podemos asumir que los principales efectos de la contaminación por derrame de petróleo en este importante ecosistema es la muerte de organismos que permanecieron en contacto con el derrame.

Cambios inmediatos y a largo plazo en la calidad del agua. Reducción del oxígeno disuelto, incremento de CO2 y de la temperatura, reducción de transparencia impidiendo entrada de luz y fotosíntesis en microalgas y plantas sumergidas. Agua no apta para consumo animal o humano.

Y lo más preocupante, perdida de biodiversidad en lo que irónicamente es una Reserva Forestal protegida por el Estado y las legislaciones en Venezuela.

Para acceder y descargar a esta importante investigación, visita:

http://www.azulambientalistas.org/investigacion.html

*Biólogo, egresado de la Universidad Central de Venezuela y Ph.D. de la Universidad George Washington y el Instituto Smithsoniano (Washington. D.C.). Profesor Titular adscrito al Instituto de Zoología Tropical y docente de la Escuela de Biología UCV.

Gustavo Carrasquel |  ANCA24

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s