Arrecifes de coral en las costas de América del Sur “vulnerables” frente al Cambio Climático

corales-marinos-costa-atlantica-sur-300x203Los peores temores de los biólogos marinos “parecen confirmarse”: las colonias de coral necesitan mucho tiempo para recuperarse de los eventos climáticos catastróficos.

Biólogos británicos y brasileños informan en la Biblioteca Pública de la Ciencia, mejor conocida como PLoS One – que los hábitats más ricos del mar también podrían estar entre los más vulnerables al cambio climático.

Conservacionistas de la Universidad de Plymouth, en el Reino Unido trabajaron con investigadores de la Universidad Federal de Bahía en Brasil para analizar la diversidad y densidad de los arrecifes de coral y las colonias de las costas de América del Sur.

Esta es una erupción periódica de las temperaturas del océano sin precedentes: es un fenómeno natural y que parece haber ocurrido periódicamente a través de la historia humana, que se distingue por las sequías y los incendios forestales en los lugares que normalmente esperan fuertes lluvias e inundaciones en las costas por lo demás normalmente áridas.

Aumento de las temperaturas

El evento conocido como “Fenómeno El Niño” de 1997 a 1998 duró 18 meses y fue considerado uno de los más devastadores de todos, donde la temperatura del mar alcanzó un récord mundial. Los arrecifes de coral tropicales se vieron afectados de manera critica.

Los corales son particularmente sensibles a la temperatura del mar – que tienden a aumentar su nivel de cloro si los mares se calientan – y muchos corales viven y prosperan en cerca de los límites de su tolerancia.

Los arrecifes de coral son también el hogar de un estimado de 25% de todas las especies marinas, por lo que la pérdida de un arrecife tiene un grave efecto en la biodiversidad marina, así como en los ingresos de los pescadores de la zona – y los operadores turísticos locales.

Los científicos británicos y brasileños estudiaron ocho especies de corales escleractíneos o pedregosos desde las costas de Brasil hasta Argentina, logrando construir una imagen completa de las condiciones ambientales y el medio de comportamiento de las especies afectadas en las costas del Atlántico Sur.

Lenta recuperación

Durante 1998, todos los corales monitoreados mostraron mayor mortalidad y una de las especies desapareció por completo de los arrecifes, durante al menos siete años. Luego, cuando las temperaturas descendieron, los corales empezaron a crecer de nuevo.

Mediciones recientes muestran que las colonias de corales se han recuperado totalmente, y ahora han vuelto a los niveles registrados antes de 1998. Esa es la buena noticia. La mala noticia es que la recuperación tomó tanto tiempo.

“Los eventos de El Niño nos dan una idea de cómo el cambio climático afecta a los ecosistemas como los principales cambios en el impacto del Pacífico y en todo el mundo”, dijo uno de los autores, Martin Attrill del Instituto Marino de Plymouth.

“Si los arrecifes pueden recuperarse rápidamente, es probable que puedan adaptarse y sobrevivir a los posibles cambios en la temperatura del agua. Sin embargo, encontramos que tomó 13 años para que el sistema de arrecifes de coral de las costas de América del Sur pudieran repoblarse, lo que sugiere que pueden ser muy vulnerables a los impactos relacionados con el clima”.

Gustavo Carrasquel | ANCA24

Descarga el Libro Bioregiones de América

Anuncios

Acerca de ANCA24LatAm

Noticias ambientales, ecológicas y conservacionistas desde las Américas
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.